La forma en que cuidamos nuestra apariencia física y nuestra ropa puede influir en nuestro beneficio (profit)? Parece una tesis absurda, casi sin fundamentos, pero no lo es si aplicamos en el póquer la teoría de autopercepción de Bem – Una de las más famosas en el campo de la psicología social.

La discusión había surgido hace unos años, cuando un usuario de Two Plus Two, uno de los sitios/foros de póquer más famosos del mundo, notó cómo su tasa de ganancias aumentaba significativamente en aquellas ocasiones en las que se sentaba a grindear después de arreglarse.

 

¿Verte bien para jugar bien?

En pocas palabras, cuando su sesión de póquer en línea se desarrollaba después de una buena ducha, luego de afeitarse, habiéndose perfumado y completamente vestido, ese jugador notaba un aumento en la calidad de su juego, y consecuentemente una mejora en sus resultados.

Por el contrario, si ese mismo jugador podría haber tenído una noche pesada, después de un poco de diversión con amigos, sin muchas ganas de llevar algo mas que un pijama, su rendimiento en el teclado y el ratón en la mano se verían muy afectados.

Sin probablemente darse cuenta, el usuario de Two Plus Two estaba correlacionando su actitud y comportamiento, o su predisposición hacia algo (o alguien) y la traducción de esta predisposición en los actos prácticos. Un poco de lo que Bem intentó probar con su teoría de la autopercepción, de hecho.

 

¡Entra en la escuela n° 1 de Poker! Haga clic aquí y regístrese ahora!

La teoría de la autopercepción de Bem 

Intentemos explicar de manera simple y comprensible qué sustenta esta teoría. Según Bem, es imposible conocer con precisión y certeza nuestro estado emocional: por esta razón, las personas a menudo lo deducen a través de su comportamiento.

Se deduce que cuidar tu apariencia y tu persona antes de comenzar cualquier actividad, significa que lo más probable es que nos importe mucho esa actividad y, por consiguiente, nuestro enfoque y nuestro compromiso serán mayores; por el contrario, cuando no nos arreglamos, con gran probabilidad vamos a emprender una actividad que no nos dará los resultados esperados.

Pensemos en ello: cuando salimos de casa para ir a trabajar, ¿Lo hacemos sin habernos duchado, peinado o vestidos en manera adecuada para el trabajo que vamos a hacer? Ciertamente no. Y si lo hacemos, significa que en realidad no nos encontramos bien en lo que hacemos, o tenemos el deseo de cambiar.

¡Cada ser humano tiene una historia diferente!

En este punto, sin embargo, una conclusión es obligatoria: estamos hablando de una teoría, no de un dogma científico. Existen tantos excelentes grinders que ganan mucho dinero teniendo la barba sin arreglar y el pijama de la abuela desde la mañana hasta en la noche!

Como suele suceder cuando se trata de psicología, cada ser humano tiene una historia diferente: la mezcla de actitud, carácter, personalidad y estado de ánimo varían enormemente de una persona a otra, y lo que puede aplicarse a uno, puede ser completamente sin sentido o inútil para el otro.

 

¡Entra en la escuela n° 1 de Poker! Haga clic aquí y regístrese ahora!